La guía definitiva para crear tiendas online fácilmente

Sabemos que no todo el mundo sabe crear una tienda online, pero es un problema con fácil solución. A menudo, tenemos que recurrir a profesionales que prestan sus servicios para crear y diseñar páginas web; sin embargo, podemos usar otros métodos para crear una página web desde cero. A continuación, os brindamos una pequeña guía que os servirá para crear tiendas online de manera sencilla.

1.- Elección de nombre

El primer paso que debemos llevar a cabo, es la elección del nombre de la tienda. Para ello, prestaremos atención a los siguientes aspectos:

Disponibilidad de dominios. El dominio es el atajo que conecta el nombre de la página web al servidor en el cual ésta se encuentra alojada. Es importante saber si el nombre que queremos está disponible, para ello recurriremos a WHOIS.

Disponibilidad en redes sociales. Existen casos en los que el dominio está disponible, pero en las redes sociales ya hay perfiles con ese nombre. Pensad que es necesario potenciar nuestra social media para fidelizar clientes en el futuro, como para darnos a conocer.

  •  

Requisitos recomendables:

  • Que no sea largo
  • Que contenga alguna palabra clave.
  • Que no tenga símbolos, ni números.
  • Que esté relacionado con la actividad a la que se dedica.
  • Que sea fácil de pronunciar.
  • Que sea internacional.

Si no sabéis qué nombre elegir o no tenéis inspiración, podéis recurrir a generadores de nombres, los cuales son herramientas muy útiles para crear nombres a partir de una palabra clave o actividad empresarial.

2.- Elegir plataformas de tiendas online

Existen páginas web que nos permiten crear tiendas online en sus propias plataformas. Como es lógico, cada plataforma tiene puntos fuertes y puntos débiles; al final, tenemos que elegir la que más nos interese o nos venga mejor a nosotros. Nuestra recomendación, como siempre, es comparar entre las existentes y quedaros con la que más os guste. A bote pronto, las plataformas principales son las siguientes:

Shopify.

Es una empresa mundialmente conocida por su trayectoria, marcada por la calidad de sus servicios. Opera en muchísimos lugares, como son Colombia, Estados Unidos, España, México, Argentina o Colombia. Me arriesgaría a decir que su plataforma es la líder mundial en estos instantes.

Recomendado por: su facilidad de uso, posicionamiento SEO, compatibilidad, facilidad de instalación.

WooCommerce.

Esta plataforma está basada en WordPress, una de las estructuras de páginas web más famosas del mundo. WooCommerce es un plugin que transforma el blog ordinario de WordPress en una tienda online o e-commerce (como dice su nombre). Quizás, es la plataforma con la comunidad más grande del mundo.

Recomendado por: gratis, mucha comunidad, muchos plugins, posicionamiento SEO, versatilidad.

PrestaShop 

Hace poco tiempo, era la principal rival de Shopify, pero, con el paso de los años, han ido apareciendo nuevas plataformas que han sabido conquistar al cliente, lo que ha conllevado a la pérdida de presencia y posicionamiento por parte de PrestaShop. A mi juicio, es bastante mejorable, aunque sigue siendo una plataforma a considerar en muchos aspectos.

Recomendado por: facilidad de uso, precio asequible, buenas plantillas.

Magento. 

Considerada como una de las mejores plataformas de tiendas online del mercado, este nuevo concepto ha triunfado en muy poco tiempo. Si tuviéramos que elegir dos palabras para definir a Magento, elegiría libre y personalizable. Por otro lado, hay que tener en cuenta que es una plataforma más compleja de lo habitual.

Recomendado por: código abierto, multitud de opciones de personalización, sistema consolidado y buena comunidad.

Joomla 

Aunque tenga muchísima menos relevancia que las demás, hay que nombrarla por el simple hecho de que en muchísimas empresas de hosting y dominios siguen ofreciendo el montaje de tiendas online basada en Joomla. Lo que provoca su descarte (en la mayoría de los casos) es su mercado de plugins y posicionamiento SEO.

Recomendado por: fácil instalación, navegación intuitiva, multitud de plantillas.

 

3.- Escoge tu plan

Elegido el nombre que queremos y la plataforma, tendremos que escoger un plan el cual variará dependiendo de la plataforma que elijamos. El plan viene a ser una tarifa o servicio que tendrá unas características determinadas las cuales marcarán el tipo de servicio que disfrutarás.

Dependiendo del plan o la tarifa que elijamos, tendremos más funciones o menos (normalmente), como, también, pagaremos más o menos. A modo de ejemplo os ponemos los planes de Shopify:

Basic Shopify. Es el servicio más básico que oferta Shopify, tiene un precio de $29 que se resume en:

  • Tienda online.
  • Productos ilimitados
  • 2 cuentas de empleados
  • Soporte 24/7.
  • Canales de venta en redes sociales.
  • Creación manual de pedidas.
  • Tarifa por ventas con tarjeta: 2,4% + 0,25€.
Canales de Venta en Redes Sociales

Plan Shopify. Es el servicio intermedio de Shopify, con un precio de $79.


Plan Advanced. Se trata del servicio más caro de la empresa y tiene un precio de $299.

4.- Configurarla

Crear páginas web a través de plataformas como éstas es muy sencillo, ya que podemos configurar nuestra tienda online en breves minutos. Tengo que decir que hay plataformas como Shopify que te ofrecen un “Todo en 1”, es decir, podemos contratar con ellos el dominio, el alojamiento de la página web y la creación de la misma; como, también, contratar su POS o TPV, en el caso de que tengamos tienda física también.

5.- Últimos pasos para dejar lista tu tienda

Los últimos pasos para dejar listas nuestras tiendas, son los siguientes:

  • Elección de plantillas. Recordad que no sólo tenéis que elegir la que os gusten a vosotros, sino las que posibiliten una buena experiencia de navegación y ayuden al usuario.
  • Instalación de plugins. Hay complementos que tenéis que instalar necesariamente porque completarán a vuestra tienda, como el carrito de la compra o la lupa de “búsqueda de productos”.
  •  
  • Todas las webs tienen que practicar el posicionamiento SEO para que los usuarios nos puedan encontrar a través de sus búsquedas.
  •  
  • Métodos de pago. Intentad ofrecer todos los métodos de pago que sean positivos para ambas partes. No os recomiendo las monedas virtuales, como el bitcoin.